El arruí norteafricano llega a los montes que rodean la Valldigna

Noticia publicada en “DIARIO LEVANTE”

“El arruí, una cabra robusta de hasta cien quilos de peso originaria del norte de África ya ha llegado al macizo de la Serra de Corbera. El presidente de la Associació d’Amics de la Muntanya de Llaurí, Vicent Pérez Rosell, ha tenido oportunidad de fotografiar a una manada. Se trata de un hecho insólito. Es una especie exótica en estas latitudes, aunque su introducción, con fines cinegéticos, en el interior murciano durante los años sesenta del siglo XX abrió el camino a su expansión por la península, donde se le teme por competir con la cabra montés autóctona. Los montes de Oliva eran hasta ahora la parte más septentrional en la que se había detectado hasta ahora.

Vicente Pérez conocía por su afición al senderismo la presencia habitual en lo alto de la también denominada Serra de les Agulles de jabalíes y hasta de un rebaño de cabras cuidado por un pastor pero para nada esperaba descubrir ante él un macho enorme con la cornamenta enroscada. Se sorprendió: «Se dejó ver y la manada parecía acostumbrada a la presencia humana, pero su aspecto era muy distinto al de nuestra cabra montés, que ya ha sido detectada de nuevo en les Valletes de Bru», una de las estribaciones del valle de la Casella.

La barba le delata

El excursionista de Llaurí mostró sus fotografías a algunos amigos más familiarizados con la fauna, que le señalaron como muy probable que se tratara de un macho arruí. Varios especialistas corroboraron ayer a Levante-EMV esa tesis. La barba es el elemento más identificativo, ya que se extiende desde la mandíbula inferior al pecho. También son muy característicos esos cuernos semicirculares. Entra en celo en otoño para producir partos en primavera, generalmente de mellizos. Es un herbívoro y se alimenta de pastos y matorrales. La lluvia, muy abundante en la Serra de Corbera, proporciona abundante vegetación y agua. También se adapta bien a terrenos escarpados.

El avistamiento se produjo en la zona de les Creus, enclavada en el término municipal de Tavernes de la Valldigna. El cabrero y su manada suelen deambular por el costado de la sierra que linda con el término de Simat de la Valldigna, mientras que los jabalíes se ven con mucha más facilidad por la franja montañosa situada frente a la costa mediterránea. Las huellas y señales que dejan sobre el territorio las abundantes piaras de jabalíes demuestran que se han adaptado muy bien a los montes que conforman los valles de la Murta y la Casella, «donde la abundante vegetación les proporciona mejores escondites, porque hay zonas impenetrables», detalla Pérez Rosell.

La especie, que está considerada como invasora en la Comunitat Valenciana según un decreto publicado por el Consell en noviembre de 2009, ha demostrado una buena adaptación al territorio alicantino y en los últimos años ya se ha detectado en zonas montañosas del sur de la provincia de Valencia. A principios de siglo ya se localizaron ejemplares. Las estadísticas de los agentes medioambientales del periodo 2004-2009 lo demuestran. En la provincia de Valencia, a pesar de ser muy abundante en cotos cercados del entorno del Cabriel, su presencia en libertad aún parece minoritaria. Los datos del Servicio de Caza y Pesca indican que en 2011 se cazaron 94 arruís en Alicante y 37 en Valencia.

Intervención

La Generalitat ya ha planteado actuaciones de control poblacional contra el arruí, aunque los intereses cinegéticos han impedido hasta ahora un plan más contundente. Fuentes de los departamentos medioambientales de los ayuntamientos no descartan proponer acciones si es necesario”.

Deja un comentario