El sector ganadero como solución a la España vaciada

Publicado en “La Razón

Provacuno celebró el foro “La mujer empresaria en la España rural” para dar visibilidad al sector ganadero

Este miércoles 29 de septiembre, Provacuno ha celebrado a través de Zoom el foro “La mujer empresaria en la España rural”, en el que el efecto del vacuno en el cambio climático, la internalización del producto ganadero y las repercusiones de la despoblación en la España rural han sido las principales cuestiones a debate.

Industria cárnica. Provacuno celebra el foro “La mujer empresaria en la España rural” para dar visibilidad a este sector

Reforma de la PAC. “El campo se muere”

Este acto dio comienzo con unas palabras de bienvenida de la mano de Rosa Díaz, la Directora General de Sigma Dos y el foro fue moderado por Ana Núñez, Directora de Yo Dona. Asimismo, ha contado por la presencia de expertas ganaderas con relevancia en la España rural, como Marta García Martínez, empresaria rural, propietaria de la ganadería Val de Mazo junto con su pareja y distinguida por el Ministerio de Agricultura en los premios de excelencia a la mujer rural y Esperanza Díaz García, directora general de Murgaca, empresa líder española en exportación de carne de ovino.

Una de las principales cuestiones sacadas a debate fue cómo afecta el ganado vacuno a la biodiversidad de los montes. Una encuesta realizada por Sigma Dos deja ver que la sociedad española opina que el ganado ayuda en un 7,6 sobre 10 a la conservación del medio ambiente, así como a la prevención de incendios forestales. “Los ganaderos hacemos una labor medioambiental y evitamos de manera completamente natural los incendios, a través de nuestro ganado”, explica Marta García.

Despoblación y el papel de la mujer

Dentro del sector ganadero existe una gran “polémica y desconocimiento”, y es por ello que se observa día a día un gran despoblamiento dentro de la España rural. Marta García afirma que es “indiscutible” que el sector primario es el que “fija la población” dentro de esta España, ya que los ganaderos y agricultores tienen que estar “365 días para cuidar los campos y el ganado”. “Hay una economía muy grande alrededor del sector ganadero en el medio rural”, asevera.

El papel de la mujer dentro del mundo rural es algo clave, y ambas empresarias aseguran que necesitan “personas capaces”. “Cantabria, Asturias, Galicia y País Vasco es un matriarcado. El 50% de las ganaderías de Cantabria son de titularidad femenina”, constata Marta García.

Ambas expertas aseguran que la visibilidad que tienen las mujeres dentro de este sector es la que “quieren tener” en un “mundo de personas, no de hombres”. “El sector tiene que estar representado por hombres y mujeres, por una valía, no por género”, sostiene Díaz. Dentro de la España rural, ambas ponentes expresaron la necesidad de hacer equipos entre ambos géneros. “La mujer rural es el pilar fundamental para fijar población, porque es la que da vida y echa raíces en el territorio. La mujer es fundamental, pero el hombre también”, asegura.

Desconocimiento e internalización del producto

Debido a estos problemas de despoblación y desconocimiento de la España rural, se abrió el debate de cómo es posible que la sociedad conozca el trabajo que existe detrás del sector primario. Esperanza Díaz, explica que es necesario “apostar” por una internalización para que el producto ganadero pueda llegar a otros países fuera de España. “Hay que hacer que el producto de España sea valorado por su trabajo. Cuando prueban nuestro producto, repiten”, sentencia.

No obstante, ambas empresarias expresaron que no se sienten apoyadas por las autoridades públicas, en el que consideran que “el ganadero es el primer eslabón y el más sufrido”. Marta García asevera que desde los poderes públicos y desde el Gobierno se he pedido “que se deje de consumir carne porque es malo para la salud y contamina”. Sin embargo, esta empresaria rural hace referencia a unos datos publicados por un informe del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en el que Marta García dice “que el sector primario contamina un 12%, pero que descontamina un 12,5% de todos los sectores”.

Del mismo modo, para dar a conocer la labor de este sector y acabar con estos estereotipos, Esperanza Díaz explica qué es necesario hacer “campañas proactivas y pedagogía con los jóvenes”, ya que actualmente se están tomando decisiones desde el desconocimiento. “Si el campo no produce, la ciudad no come”, sentencia Marta García.

Deja un comentario